Carta a Carlos Joaquín

Estimado Señor Joaquín:

Dentro de 72 horas usted será el Gobernador del Estado de la Republica que mayor número de divisas recibe, que mayor deuda pública tiene, que tiene una caterva de sindicatos corruptos y que mayor incidencia de robo político ha tenido.

No sé si felicitarlo por haberse aventado ese trompo a la uña. No está fácil entrarle con tantas desventajas.

Respetuosamente le quiero preguntar si este puesto público significa para usted la meta de su carrera política o una oportunidad de llegar, por sus méritos, a puestos de mayor relevancia. De esto depende si va a actuar como todos los políticos anteriores o como un verdadero estadista.

Por lo pronto y nomás para empezar, tiene usted 3 retos que van a definir su estilo de gobierno y su capacidad política.

Lo malo es que tiene usted solamente 5 días para resolver estos problemas:

  1. ¿Como va a pagar la nómina de la burocracia el día 30 de septiembre, si no le dejaron nada? ¿De donde va a sacar el dinero? ¿Cómo va a responsabilizar al gobierno saliente?
  2. ¿Cuál va a ser su posición al respecto de Uber? Recuerde que eso va a definir si usted es realmente un mandatario o va a seguir siendo un pelele de la mafia sindical. Si decide quedarse callado y recibir su debida mochada va a causar otra desilusión y no va a tener futuro político, pero se va a hacer mucho más rico. SI decide defender a los quintanarroenses y por fin, acabar con un obstáculo para el turismo que es el robo consuetudinario de los taxistas y su pésimo servicio, se proyectará como un Gobernador diferente y de entrada se va a ganar la buena voluntad de los habitantes de este Estado. Aunque se va a echar encima a una serie de alimañas que lo van a tratar de aniquilar. El “Frente Único de Transportadoras Turísticas Federales” es uno de los rezagos del pasado autoritario Priísta. Señor Joaquín, Ojala y demuestre que tiene los pantalones bien puestos. Ojalá y no nos desilusione.
  3. ¿Cómo va usted a pagar las campañas de promoción y publicidad en el extranjero para poder traer turismo, si los políticos salientes se robaron 1,400 millones de pesos de los Fideicomisos de Promoción Turística? Si los consigna y los obliga a devolver el dinero pondrá otra base firme en su futuro político, pero se echara encima a toda la mafia política. Pero si no recupera el dinero, disminuirá el turismo y por ende la recaudación se contraerá y sus problemas se triplicarán.

Como le comentaba al principio, no sé si felicitarlo por su nombramiento o acompañarlo en su pena…

Alberto Martínez Vara

Cancún, México.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Que les pasa a los Priístas?

¿Que les pasa a los Priístas?

Alberto Martínez Vara

No sé si ustedes se hacen la misma pregunta que yo, pero no entiendo que les pasa a los altos mandos del partido que durante mucho tiempo se distinguió por tener a los políticos más astutos y maquiavélicos (nunca dije honrados). Desde hace 4 años no hacen más que puras burradas.

Primero, el único Mirrey capaz de acabarse en tan solo 10 años una fortuna inmensa y el monopolio televisivo más grande de  América Latina, los convence que podrían crear un Presidente con el solo apoyo de los medios masivos de comunicación. No era mala idea,  pero escogen al candidato  en un casting y lo eligen como galán de telenovela, no como estadista. Con buen físico pero descerebrado (igual que las güeras llenas de bolas, buenísimas pero bien pen..)  y lo lanzan al ruedo mediante una estructura teatral pero sin contenido (igual que sus telenovelas…).

Y después no lo entrenan bien. El elegido, cándido y excepcionalmente inculto, se apoya en otro par de improvisados, Chano y Chon, quienes provocan quien  sabe que tantos pleitos internos, hasta lograr que los inteligentes del partido los abandonen. Ante esa soledad, les surge la idea de asesorarse, y se gastan un dineral para encontrar a los 46 mejores (y más caros) asesores. Pero como son un trío de ilusos, contrataron a un ejército de asesores ineptos quienes los guían para tomar decisiones obviamente absurdas.

Y así, cada nueva acción que toman estos sabios es más mala que la anterior. Y diariamente los mexicanos nos asombramos de la estupidez que cometieron ayer, pero hoy hacen otra mayor y la de mañana va a ser peor. La verdad es que es todo un mérito de selección de personal reunir un equipo tan numeroso de inútiles en el mismo tiempo y en la misma oficina.

En las últimas semanas, después del dislate histórico de invitar a Trump, ya el hartazgo del pueblo fue tal, que se manifestó masivamente en las redes sociales.  Para apaciguar el ambiente, el Presidente hace un golpe de timón y se deshace de Videgaray, el principal mal consejero que es el causante del debacle económico que tenemos y del ridículo que hicimos ante el mundo con la visita del candidato equivocado.  Pero lo proyecta como candidato para la gubernatura del Estado de México. ¿Tons?

Y luego no se deshace de Chong, quien es el causante del debacle político interno, sin pantalones para apaciguar la guerra intestina que tenemos y que provoca la crisis económica en el sureste y paraliza la reforma educativa. Y a pesar de eso, lo proyecta como candidato a la Presidencia de la República. ¿Tons?

Y para acabarla de amolar llama a su cuatote y lo pone en Sedesol para que maneje los acarreados y las compras de votos. ¿Tons, tons?

La gente, ya hasta la coronilla de errores,  organiza una marcha para exigir la renuncia de Peña Nieto y sus enanos, más un llamado para no asistir a la Ceremonia del Grito (pa’que sienta el rigor).

Pero estos sujetos, que han caído en el descaro despótico, ya les vale sorbete que todo el mundo se dé cuenta de sus corruptelas y copuchos y bloquean la manifestación 3 kilómetros antes de llegar al Zócalo mediante una valla enorme de miembros de la fuerza pública perfectamente pertrechados. ¿Por qué nunca detuvieron así a los seudo-maestros?

Después, descaradamente acarrean a miles de personas a plena luz del día. Y así filas interminables de autobuses cruzan la capital de la República y llegan a descargar en el zócalo a los “simpatizantes” del gobierno.

Más tarde, durante el Grito, silencian burdamente la rechifla y las mentadas en la transmisión televisiva. Y terminado el show regresan a sus “fans”, todos al mismo tiempo. Desfachatez ofensiva.

Al otro día, en el Desfile, marchan las diferentes policías, el ejército y la marina perfectamente equipados, con una disciplina y un alarde de equipos impresionante. Restregándonos a todos los mexicanos en la cara, que fuerza pública con equipo y gente si hay, pero cuando se trata de detener a sicarios y delincuentes sindicales de la CNTE no hacen nada más que ordenarles recibir pedradas y bombas Molotov so pena de que Derechos Humanos los llame represores ¿Y por qué Señor Chong?  ¡Porque se me hincha la gana! Y no hago nada debido a que me ando candidateando. ¿Yyyyy?

¡Qué les pasa Priístas! ¿En qué momento perdieron el mando de su partido? En qué momento permitieron que se le perdiera respeto a la figura presidencial? ¿Desde cuando un periodista puede interrumpir e increpar al Presidente durante una entrevista?

A ver Señores, ¿en serio creen que tienen chance de ganar un voto sin necesidad de comprarlo en el 17 y en el 18?

¿Cómo es posible ese partido, que fue el ejemplo de la Dictadura Perfecta, no haga algo para parar a estos ineptos? ¿Donde quedó la primera plana del partido? ¿Donde quedaron los Elías Calles, Portes Gil, Corona del Rosal, Reyes Heroles, las Sauri, Moreno y Paredes? ¿Dónde están los piratas, lo zorros y los viejos lobos de mar?

¿O de plano siguen obedeciendo al Mirrey…?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Por qué un salario mínimo miserable?

Humildemente les tengo una pregunta muy sencillita a los genios mexicanos de esa ciencia oculta que se llama “Economía” y de la que yo no sé absolutamente nada: Ahí les va:

¿Por qué una hamburguesa Big Mac cuesta en México 50 pesos y en EEUU 75 pesos? Si el mexicano que las despacha gana 10 pesos por hora de trabajo y el gringo que las despacha en EEUU gana 150 pesos por hora?

O sea que:

A la hora de cocinar, a la hamburguesa mexicana habría que aumentarle el costo de 1 peso de mano de obra y a la gringa 15 pesos.

Y a la hora de venderla, el empleado gringo se podría comprar una hamburguesa con media hora de chamba y un mexicanito tendría que laborar 5 horas para comerse lo mismo.

A ver: ¿de donde saca el cuasi-tarado director del CONASAMI (Comisión Nacional de Salarios Mínimos) el número mágico de 80 pesos diarios? ¿Qué algoritmos económicos portentosos e inequívocos le indican a este “Illuminatti” como calcular el Salario Mínimo (SM) de un país?

Tener un SM establecido es una necesidad, ya que de no haberlo, muchos patrones mezquinos le pagarían una miseria a sus trabajadores. Peeeero, tener un SMM (Salario Mínimo de Mierda) es peor que no tenerlo, ya que es una excelente plataforma para que patrones y sindicatos, protegidos por la ley, exploten a los trabajadores.

Esa es la razón por la que, si alguien osa proponer un aumento significativo en el actual SMM, se le echan encima tooooodos los sindicatos, tooooodas las organizaciones cúpulas y  tooooodos los economistas del gobierno (¿hay economistas que no estén en el gobierno?).

Nomás por molestar, hagamos un supón… (es solo una hipótesis, que conste). ¿Qué pasaría, si de repente, de un solo tirón, nos pusiéramos en el primer mundo y en vez de pagarles a nuestros obreros y trabajadores 80 pesos al día, les pagáramos 150 por hora, o sean 1,200 pesos diarios, igual que en el primer mundo?

¡Momento economistas, sindicalistas y patrones de este mundo moreno, no se esponjen! ¡Güeremeai! Fríamente calculen:

Ustedes bien saben que no va a subir el costo de nuestros productos  al 1500%. El impacto del salario en el costo de un producto no es tan significativo,  (la Big Mac solo es 50% más cara en EEUU). De un producto, el 38% se va en la cadena de comercialización, el 32% en gastos de mercadotecnia, 18 % en materia prima y solo el 12% es por salarios.

Si los empresarios repartimos más dinero con los trabajadores ¿colapsaría de manera estrepitosa la economía? ¿Quebraría la poca industria nacional que todavía existe? ¿Las maquiladoras tendrían que cerrar dejando en la miseria a más mexicanos de los que ya vivimos en ella? ¿Traería una devaluación del peso? ¡Que horror devaluación! (Finalmente la famosa devaluación no es tan terrible, en el último año EPN y su equipo nos acaban de devaluar 35% y nadie de ustedes dijo ni pio).

Posiblemente algún tipo de industrias dejarían de ser competitivas, pero por otro lado, si los trabajadores ganaran un mínimo de 24,000 pesos mensuales, ¿cuanto aumentaría la demanda de productos de consumo, de vivienda digna, de aparatos electrónicos, de comida de mejor calidad, de diversiones, de viajes, de autos, de créditos y de servicios, 100%, 200% 1,000%? ¿No ganaríamos más los empresarios?

¿No viviríamos mucho mejor todos? Habría más dinero en la calle, se recaudaría más IVA (así los políticos podrían robar mucho más y hasta podría alcanzarles para hacer obra pública), la Banca crecería y podría dar más créditos, se aumentaría el ahorro y las tasas de interés bajarían, las mayorías no tendrían que llevar a sus hijos a las nefastas escuelas públicas ni a sus mamacitas al nefasto seguro social. Todos los mexicanos tendrían un mucho mejor nivel de vida. ¿Quien perdería?

El Salario mínimo de 80 pesos diarios es una mega mentada. Es para mantener al pueblo en la miseria. En todo el mundo existen muchos economistas de a deveras que sostienen que los salarios mínimos altos traen muchos beneficios a la economía de un país.

Les reitero que yo no se nada de economía y sé que los economistas mexicanos que lean esto me la van a mentar, pero solo les pregunto a esos gurúes, ¿si saben tanto de “Economía”, por qué nuestro país está peor que nunca, precisamente en esa materia?

amv@albertomartinezvara.com

blog: albertomartinezvara.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La macroeconomía…

 

En todos los gobiernos que hemos tenido, muchísimas decisiones importantes se han tomado en aras de mejorar la macroeconomía del país.

 

Proyecciones de gastos, inversiones, impuestos, empréstitos y demás se hacen para fortalecer la macroeconomía que impide que los estados quiebren o exista inflación o se provoquen luchas intestinas por escasez y hambre.

 

¿Estamos de acuerdo?

 

Pos yo no.

 

Y revisemos la historia de México desde hace 80 años…

 

Cuando entró Echeverría a gobernar, comprar un dólar valía 12.50 pesos.

Hace tres años, cuando entró Peña Nieto, comprar el mismo dólar (sin haberle quitado los tres ceros a la moneda) valdría 13,500 pesos antiguos.

Hoy, después de 3 años de hacer estupideces, comprar ese dólar nos cuesta casi 20,000 pesos antiguos.

 

Si tu hubieras tenido un millón de dólares hace 50 años y los hubieras cambiado a pesos, te hubieran dado doce millones y medio de pesos antiguos.

Si los hubieras guardado en un colchón… hoy tendrías 625 pesos.

 

¿Por que seguimos aguantando a estos tipos?

 

Estamos en las manos equivocadas, pero si los economistas no le atinan a nada, los Presidentes no tienen NPI de los problemas de los de a pie.

 

Fox disminuyó la deuda y aumentó las Reservas, con lo cual mejoró la macroecnomía del país… pero aumentaron 10 millones pobres, Calderón hizo millonarios a muchos militares y mejoró la macroeconomía del país… pero aumentaron 10 millones de pobres, Peña Nieto aumentó los impuestos y permite la corrupción para que haya más políticos millonarios y se mejore la macroeconomía… pero aumentaron otros 10 millones de pobres. ¿Tons?

 

¿No habrá algún Presidente que aumente los salarios para disminuir el número de pobres, aunque a la macroeconomía se la lleve la fregada?

 

Alberto Martínez Vara

 

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

… pero cuando aparecen en público nadie los abuchea.

… pero cuando aparecen en público nadie los abuchea.

Alberto Martínez Vara

 

La verdad yo no entiendo las razones por las cuales los 4 principales actores del gobierno están actuando así. Pareciera que están empeñados en ganarse el odio de todos los mexicanos. Cada vez que la gente les pide que hagan algo hacen exactamente lo contrario. Son como los policías de caseta de fraccionamiento “nais”, odian a todos y hacen las cosas nomás por joder. Nunca había visto esta clase de políticos escupeparriiba.

Pero tampoco entiendo por qué la sociedad mexicana es tan cobarde y agachona. Y cada vez que uno de estos personajes aparece en público, nadie les reclama nada en su cara.

Todos los atletas que fueron a la Olimpiada exigían, ante el mundo entero, el despido del inútil de Castillo que ha sido un fracaso en todas las encomiendas que le ha dado su amigote. Y lo primero que hizo el Presidente fue sacarlo de la Olimpiada… ¡para ratificarlo en el cargo! Y cuando Castillo aparece en público, nadie lo abuchea.

Hasta la Coparmex (que nunca se había pronunciado contra el gobierno), le pidió a Osorio Chong que utilizara la fuerza pública para detener a los vándalos de la CNTE y regresara el Estado de Derecho al país. Y a Chong se le arrugó el cuello y nomás les dijo que ya le estaban cansando la paciencia y los amenazó, pero no les aplicó la ley… y cuando Chong aparece en público, nadie lo abuchea.

El Secretario de Educación, se puso los pantalones y les dijo a los mismos delincuentes que si no iban a dar sus clases no les iba a pagar el sueldo y los iba a correr si faltaban 3 días seguidos, como dice la Ley Federal del Trabajo. Luego los corrió, pero mas tarde, se le aflojaron los tirantes y los recontrató y si les pagaron… y cuando Nuño aparece en público, nadie lo abuchea.

Los 5 Gobernadores más ratas en la historia de México han sido denunciados por todos, hasta en EEUU y Europa saben lo que se han robado. La justicia mexicana los amenazó y dijo que los iba a investigar, pero todos sabemos que nadie les va a hacer nada…y  cuando aparecen en público, nadie los abuchea.

El Secretario de Hacienda ha dejado en quiebra al país en solo 3 años, nos ha puesto en la peor posición económica y jura y perjura que todo  va perfecto y que ya no habrá más aumentos. Y ahora, cada 15 días nos aumenta la gasolina, la luz y el gas… pero cuando Videgaray aparece en público, nadie lo abuchea.

Ya Standard & Poors y Moody’s nos amenazaron con bajar la calificación del país, si nos siguen robando y gastando irresponsablemente el dinero. Y Carstens, amafiado con VIdegaray en vez de reducir los gastos de la burocracia reducen la obra publica, se lo roban y aumentan los gastos de la alta burocracia, y esto lo pagan endeudando cada día más al país.. . pero cuando Carstens aparece en público, nadie lo abuchea.

Entonces como podemos exigir algo, si cuando estos personajes nefastos se presentan en un foro público, van a algún evento social o simplemente llegan a cualquier restaurante en sus carrazos blindados y rodeados de guaruras , los camarógrafos les sacan fotos, los meseros se desviven en atenderlos, los empresarios los abrazan de cachetito, y todo mundo voltea a verlos, algunos con admiración, pero muchos con coraje… sin embargo nadie, nadie, nadie, los abuchea.

¡Por lo que más quieras, despierta México!

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Un millón de dólares…

Cuando entró Echeverría a gobernar, comprar un dólar valía 12.50 pesos.

Hace tres años, cuando entró Peña Nieto, comprar el mismo dólar (sin haberle quitado los tres ceros a la moneda) valdría 13,500 pesos antiguos.Hoy, después de 3 años de hacer estupideces, comprar ese dólar nos cuesta casi 20,000 pesos antiguos.

Si tu hubieras tenido un millón de dólares hace 50 años y los hubieras cambiado a pesos, te hubieran dado doce millones y medio de pesos antiguos.

Si los hubieras guardado en un colchón… hoy tendrías 625 pesos.

¿Por que seguimos aguantando a estos tipos?

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

¿Nos vemos en El Ángel?

Nos vemos en El Ángel…

Fíjense conciudadanos que plan tan maquiavélico para lograr que los gandallas nos hagan caso a los ciudadanos, creo que esta idea genial a nadie se le ha ocurrido antes: Sugiero que todos los decentes de este país (los que no vivimos de las drogas o la política) salgamos encapuchados a la calle y destruyamos edificios oficiales, saqueemos Ocsos y Fansas, quememos empleados de gasolineras, secuestremos camiones repartidores y con ellos bloqueemos carreteras, agarremos a unas cuantas ñoras, las humillamos y después las rapamos, lancemos bombas molotov a los pobres Polecías que tienen ordenes de no tocarnos. Y que todo esto nos lo costee ese que ya todos ustedes saben quien es…

Así lograremos que al Secretario de Gobernación le de miedito (as usual), se agache, nos llame al “diálogo antes que represión”, nos reciba cuando nosotros queramos y nos pida de favorcito que ya no seamos malvados.

Y en ese momento, con cara de prepotencia y viéndolo como de la cumbre al valle, le ordenamos lo siguiente:

Que él, su jefe, todo el gabinete y sus empresarios asociados, bajen impuestos, gasolina, luz y tiempo aire de celulares, que deroguen los impuestos idiotas que nadie paga, que los del Poder Legislativo firmen la Ley 3 de 3 sin cambios, que regresen los presupuestos de salud y educación que quitaron y que los “ahorros” los logren amarándose el cinturón ellos, bajándole a sus nóminas de burócratas inútiles, a sus gastos y a sus inútiles viajecitos.

Y que en el remoto caso de que no siguiera esas instrucciones, le sitiamos las ciudades más pobres del país con 10 de nosotros en cada caseta de entrada, robamos camiones de víveres y de gasolina y vendemos la gasolina a 50 pesos el litro, el maíz a 100 el kilo y l’agua a 30 la botella. Y si aún así no hace lo que queremos, nosotros mismos nos disparamos balazos de calibre chiquito, pa’quehaiganvitimas de la represión. Y les traemos a los de Derechos Humanos, que son otros rete inútiles, pero a esos si les tienen respeto.

¿Cómo ven? Esta es la fórmula mágica y funciona perfectamente contra un gobierno cobarde, inepto y corrupto.

¿Cómo? ¿Qué  qué? ¿Qué ya hubo alguien que se le ocurrió eso y que ahorita tiene a varios Estados bloqueados?

¡N’ombre, a esos sicarios nosotros los convencemos de que se nos unan. Nomás les aumentamos las prestaciones. ¡Nomás faltaba…!

Tons’que paisanos, nos vemos en El Ángel…¿Va?

Alberto Martínez Vara

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Ooootra devaluación?

   ¿Ooootra devaluación?

Aunque los economistas digan lo contrario, la inflación y la devaluación ni son lógicas ni son inevitables ni son provechosas, simplemente son el resultado de la corrupción.

Y estas son las transas que las originan, ejemplificadas en una mesa de póker:

Somos 4 jugadores, yo soy el “cajero” que tiene las fichas y guarda el dinero de todos. Cada uno me da 100 pesos y le doy 100 fichas; Hay $400 en la caja y 400 fichas en la mesa.

Antes de empezar a jugar, tomo de la caja 50 pesos de coperacha, por botanas y tragos, cuando siempre les he cobrado 25 pesos (aumento de impuestos, luz y gasolina). Ahora solo hay $350 en la caja, pero 400 fichas en la mesa.

Más tarde llega el de la cantina y me cobra lo que me bebí ayer, tomo otros 50 pesos de la caja y se los doy (pago de endeudamientos). Nos quedan $300 en la caja y 400 fichas en la mesa.

Como mis amigos ya están medio borrachos, descaradamente tomo 50 pesos de la caja y me los guardo en mi bolsillo. (Corrupción descarada, casas blancas, aviones, viajes y moches). En la caja ya solo hay 250 pesos y 400 fichas en la mesa.

Y  ya entrados en gastos, pos pá cubrir mis perdidas en las apuestas, de plano me robo 100 fichas y las pierdo todas. (Aumento de impresión de dinero y exceso de gasto). Sigue habiendo $300 en la caja, pero ahora hay 500 fichas en la mesa.

¡Ups! 500 fichas de a peso por pagar, con 300 pesos…  Y’ora que hago?

Me acuerdo de mis tiempos de economista comunistoide y con cara de circunstancia les digo a mis cuates: Amigos, les aviso que hemos sufrido una terrible devaluación provocada por la caída de la economía rusa, la subida de la economía gringa y la estupidez de los Ingleses al aceptar el Brexit. Y entonces lógicamente (…) por cada ficha de a peso que hay en la mesa, solo les vamos a poder dar la mitad. O sea que su mugroso peso vale la mitad y el dólar vale el doble.

Por culpa de la globalización, no de nosotros.

Desde Los 60´s nos han vendido el cuento de que la inflación y la devaluación son culpa de otros, no de lo que hacemos. Si así fuera ¿entonces por qué los ingleses se devaluaron en un día, por qué los americanos se revaluaron y por qué muchísimos países ni se inmutaron? Esos son cuentos de los economistas y los casabolseros, la devaluación no se debe a causas internacionales, se debe a factores de corrupción interna en la política monetaria.

Y en México, los responsables de la política monetaria son la Secretaría de Hacienda y el Banco de México.

¡Noooo, pos poresomismo!, el primero no tiene no se da cuenta de que no se da cuenta y el otro, el que tiene que controlar el peso, no puede controlar ni el propio…

 

Alberto Martínez Vara

 

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized